Consejo

Características y descripción del tomate carnoso Frambuesa, su rendimiento

Características y descripción del tomate carnoso Frambuesa, su rendimiento



We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

La mayoría de los propietarios de cabañas de verano se dedican al cultivo de diversas variedades de tomates. Después de todo, se encuentran entre las verduras más comunes que se comen a menudo.

Hay bastantes variedades diferentes de tomates que se pueden cultivar en huertos. Algunos cultivadores de hortalizas prefieren plantar un tomate carnoso frambuesa, que da buen fruto y tiene buen sabor.

Breve descripción

Una descripción de la variedad y sus características lo ayudará a familiarizarse con esta variedad de tomates con más detalle.

El tomate carnoso de frambuesa se refiere a los tomates de maduración temprana, que comienzan a cantar dos meses y medio después de plantar las plántulas en el suelo. Es esta característica la que distingue a la variedad de otros tomates y atrae la atención de muchos jardineros.

La variedad pertenece a los tomates de tamaño insuficiente, ya que su tallo crece solo hasta 40-50 cm, por lo que durante el cultivo no es necesario atar los arbustos a las clavijas. Además, la planta no necesita pellizcos, ya que sus hijastros llegan bastante tarde y no son demasiados.

Con el cuidado adecuado de los arbustos de tomate, puede obtener una buena cosecha. En algunos casos, se recolectan alrededor de seis kilogramos de fruta del arbusto. Son redondeados y ligeramente aplanados. Los tomates son bastante grandes, ya que su peso promedio es de 350-400 gramos. Contienen muchos azúcares, betacaroteno y sólidos. Esto hace que la pulpa de la fruta sea jugosa y carnosa.

Muchas amas de casa los utilizan para preparar ensaladas y platos de verduras. Además, el tomate carnoso de frambuesa es ideal para hornear. Para su conservación, no se utilizan con tanta frecuencia debido a que los frutos son muy grandes.

Cultivo de plántulas

Muy raramente, las semillas se plantan inmediatamente en campo abierto. La mayoría de los jardineros comienzan cultivando plántulas, que en el futuro se pueden trasplantar al sitio.

Preparación de semillas

El material de siembra debe desinfectarse para matar todos los patógenos. Esto se hace usando una solución hecha de peróxido de hidrógeno. Para crearlo, se mezclan 3 ml de peróxido con 100 ml de agua. Luego, la mezcla se calienta a fuego lento a 30-40 grados. Remoje las semillas en la solución durante no más de 10 a 20 minutos.

También es necesario remojar las semillas para que se hinchen un poco. Para hacer esto, se humedece un pequeño trozo de tela con agua corriente. Luego, las semillas se colocan en su superficie y se cubren con una segunda pieza de tela humedecida en la parte superior. Durante el remojo, las semillas se colocan en cualquier recipiente que pueda cubrirse con papel de aluminio.

Debe remojar las semillas durante 3-4 días, después de lo cual se pueden plantar en el suelo.

Elección de capacidad

Elegir un recipiente para cultivar plántulas de tomate es bastante simple. Para hacer esto, puede usar casetes especiales, cajas, macetas de plástico o turba.

Las tazas pequeñas con fondo removible son muy convenientes. Esto simplifica enormemente el trasplante de plántulas a campo abierto. Basta con quitar el fondo de la taza y mover con cuidado la plántula junto con la tierra al agujero.

Aterrizaje

Se recomienda plantar tomates en suelo preparado. Para preparar el suelo, se le agrega una pequeña capa de conchas y una mezcla de suelo. Luego, todo se vierte con agua tibia y se infunde durante 5 horas. Este tiempo es suficiente para que el suelo absorba bien la humedad.

Después de eso, puedes plantar las semillas en el suelo. Para ello, utilizando un palillo de dientes, se hacen pequeñas depresiones en las que se colocarán las semillas. La profundidad de los agujeros no debe ser superior a 1-2 cm. Cuando se plantan todas las semillas, se riega el suelo y se cubren los recipientes con tomates con papel de aluminio.

Cuidado

Es bastante simple cuidar las plántulas jóvenes de plántulas. Necesitan ser regadas periódicamente. Esto debe hacerse con mucho cuidado para no humedecer demasiado el suelo. Se recomienda utilizar agua de lluvia o agua del grifo purificada para el riego. En algunos casos, se usa agua del grifo. Sin embargo, antes de eso, debe infundirse durante un día.

Al cultivar plántulas, es necesario reducir gradualmente la temperatura de la habitación en la que crece. Esto se hace para que las plántulas se acostumbren a la temperatura exterior.

Plantar plántulas

Se recomienda plantar plántulas de tomate en el jardín en la segunda quincena de mayo. Para entonces, la temperatura exterior será bastante alta y el suelo tendrá tiempo de calentarse.

Preparación del suelo

La cama de plántulas debe prepararse en el otoño. La preparación comienza con la excavación del sitio. En este caso, los terrones de tierra no se pueden romper, ya que permitirán que el suelo se congele mejor en invierno. Gracias a esto, la mayoría de los patógenos y plagas morirán en el suelo.

Con el inicio de la primavera, es necesario desinfectar la tierra. Para hacer esto, use una solución de sulfato de cobre, calentada a 80 grados. Aproximadamente dos litros de fondos se gastan en un metro cuadrado de jardín. Después de eso, el sitio debe fertilizarse con fertilizante orgánico. Se esparcen 3-4 kg de turba, estiércol o humus en la superficie del suelo. En algunos casos, se agregan cenizas de madera y sulfato de potasio al suelo. Después de fertilizar, el área se excava nuevamente y se nivela con un rastrillo.

Aterrizaje

Las plántulas se trasplantan a campo abierto cuando crecen a 20-30 cm. En este caso, se utiliza el método estándar para plantar plántulas. Para plantar, se cava un pequeño agujero, cuyo tamaño es un poco más grande que la bola de tierra de las plántulas. Luego, la plántula se coloca en posición vertical en el hoyo y se cubre con compost o turba.

Si las plántulas han crecido demasiado, tendrá que usar uno de los siguientes métodos:

  • La primera forma. Primero se cava un hoyo de unos 20 cm de largo y unos 10 cm de ancho, luego se colocan las plántulas en él en un ángulo de 45 grados. En este caso, el tronco de la planta debe dirigirse hacia el norte y las raíces, hacia el sur. Durante la plantación, debe controlar cuidadosamente que las hojas inferiores del arbusto no entren en contacto con el suelo, ya que esto puede provocar una infección.
  • Segunda vía. En este caso, tendrá que cavar un gran hoyo de unos 15-25 cm de profundidad, luego se hace un pequeño hoyo de 7 cm de profundidad, se plantan las plántulas en un hoyo más pequeño y se rocían con tierra. Al mismo tiempo, el agujero grande no se cubre con tierra durante dos semanas. Este método de plantación es muy popular, ya que se puede utilizar para aumentar varias veces el número de pinceles de flores.

Conclusión

Cualquier jardinero puede cultivar esta variedad de tomate y obtener una buena cosecha. Para hacer esto, es suficiente familiarizarse con las características de plantar semillas y cultivar plántulas de tomate.


Ver el vídeo: POR QUÉ NO COMER TOMATE. Oxalato, Solanina y Acidez - Mitos Saludables Ep#4 MACROBIÓTICA (Agosto 2022).